¿Qué es bruxismo infantil?

Bruxismo Infantil

 

El bruxismo es una actividad muscular mandibular repetitiva, caracterizada por apretar y rechinar los dientes.

Se considera un fenómeno regulado por el sistema nervioso central, principalmente, e influido por factores periféricos.

Según el momento del día en que se produzca podemos clasificarlo como bruxismo diurno o nocturno. 

La causa puede ser conocida o desconocida: el bruxismo primario, o idiopático, corresponde al apretamiento diurno y al bruxismo del sueño cuando no se reconocen problemas o causas médicas.

El bruxismo secundario, también denominado "iatrogénico", corresponde a formas de bruxismo asociados a problemas neurológicos, psiquiátricos, desórdenes del sueño y a administración de drogas.

El término de bruxismo tiende a asociarse más a los adultos, pues la prevalencia en niños menores es baja.

Sin embargo, el bruxismo nocturno de los niños es de especial preocupación para los padres, porque en muchas ocasiones el ruido producido durante el rechinamiento de los dientes es bastante intenso y sucede en repetidas ocasiones por un largo tiempo; convirtiéndolo en un motivo de consulta relativamente frecuente.

La prevalencia del apretamiento nocturno en niños es del 14-20%.

El bruxismo nocturno:

Como hemos dicho, puede ser idiopático y tratarse de un desgaste fisiológico propio de la dentición temporal, o secundario y éste comúnmente se trata como un trastorno del sueño clasificado como parasomnia, es decir, un trastorno del despertar.

El bruxismo junto con el sonambulismo, la enuresis y las pesadillas nocturnas, son las parasomnias más frecuentes y a menudo se encuentran asociadas entre ellas y también a otros miembros de la familia.

Recientemente, las investigaciones en fisiología del sueño y desórdenes de sueño, tales como las alteraciones de la respiración durante el mismo, también han demostrado tener una compleja interrelación con las cefaleas, síndrome de apnea e hipoapnea de sueño (SAHOS) y bruxismo nocturno.

La mayoría de los diagnósticos de bruxismo nocturno en niños probablemente requerirá una conducta observacional-no intervencionista en cuanto a su manejo, mediante un seguimiento periódico junto con los controles de revisión de salud dental.

Sin embargo, si además de bruxismo de sueño el niño o adolescente manifiesta otras comorbilidades como cefaleas, trastornos de sueño, trastornos respiratorios durante el sueño, trastornos del comportamiento o rechinamiento dentario asociado al uso de fármacos, es recomendable la intervención de un equipo multidisciplinar para su manejo terapéutico.

BIBLIOGRAFÍA 

  • Mónica Firmani, Milton Reyes, Nilda Becerra, Guillermo Flores, Mariana Weitzman, Paula Espinosa. Bruxismo de sueño en niños y adolescentes. Rev Chil Pediatr. 2015; 86(5): 373-379.
  • Frugone Zambra RE, Adrián Rodríguez C. Bruxismo. Av. Odontoestomatol 2003; 19-3: 123-130.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio y, en su caso, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y/o obtener más información aquí.
 

ACEPTAR
Aviso de cookies