El Colutorio como coadyuvante en la higiene bucal de nuestros pacientes

Portada

Junto a la eliminación mecánica de la placa bacteriana y como tratamiento coadyuvante, los colutorios bucales son una ayuda para el control, mantenimiento y prevención de las enfermedades periodontales, así como de la caries y otras muchas afecciones.  Además, una de las preguntas más habituales en la consulta en cuanto a la higiene bucodental diaria del paciente es sobre la eficacia de éstos y su recomendación.

Tenemos que tener claro, en primer lugar que un colutorio con propiedades antisépcticas es un agente líquido con distintas características que complementan la higiene oral del paciente. De este modo, siempre y cuando se acompañe de una buena técnica de cepillado así como con el uso de seda o cinta dental y/o cepillos interproximales e irrigadores bucales, conseguiremos un control perfecto sobre la placa y evitaremos muchos problemas tanto a corto como a largo plazo.

Los aspectos a tener en cuenta a la hora de recomendar un colutorio u otro es el fin de este. Los enjuagues bucales se tienden a clasificar en no terapéuticos (se utilizan después del cepillado para eliminar los restos alimentícios. Pueden ayudar a reducir la acumulación de placa bacteriana, blanqueantes, prevenir el mal aliento a llegar a las zonas donde con el cepillado dental no alcanza y dar una sensación fresca y limpia en la boca), terapéuticos (contienen componentes que combaten las enfermedades bucales, la inflamación, el sangrado de las encías...) o combinaciones de ambos (ideales para un cuidado completo) Dependiendo de los problemas que pueda presentar nuestro paciente, nos decantaremos por:

  • Colutorios antimicrobianos (como por ejemplo la clorhexidina), que disminuyen la cantidad de bacterias e inhiben su reproducción.
  • Antiplaca, que ayudan a reducir la acumulación de placa bacteriana en los dientes
  • Fluorados y anticaries para fortalecer las estructuras dentales y prevenir la caries dental en pacientes de riesgo
  • Específicos para pacientes con xerostomía hidratando la cavidad oral y ayudando a la secreción salival
  • Blanqueantes, que poseen la capacidad de eliminar manchas y evitar su formación, así como aclarar el tono de los dientes.
  • Desensibilizantes que llevan agentes que penetran hasta la pulpa dental por los túbulos dentinarios abiertos y actúan inhibiendo la transmisión nerviosa que produce el dolor.
  • Especiales para la halitosis, que combaten las bacterias específicas causantes del mal aliento.
  • O, para pacientes portadores de ortodoncia, colutorios específicos con propiedades remineralizantes y que ayudan al control de la higiene oral.

Como siempre, debemos personalizar cada caso y recomendar a cada paciente el colutorio que más le convenga según sus necesidades bucales (http://www.vitis.es/productos-vitis/colutorios/) y tras haber realizado una buena exploración bucodental y habernos asegurado de que tiene unos hábitos y técnicas de higiene correctas.

 

Bibliografia:

  1. Brämmström M. The hydrodinamic theory of dentinal pain: sensation in preparations, caries, and dentinal cracks syndrome. J Endod 1986; 12 (10): 453-457.
  2. Boyle, Peter and Koechlin, Alice and Autier, Philippe (2014) Mouthwash use and the prevention of plaque, gingivitis and caries. Oral Diseases, 20 (S1). pp. 1-68. ISSN 1601-0825.
  3. Michaela L. Sundqvist, , Jon O. Lundberg, , Eddie Weitzberg. Effects of antiseptic mouthwash on resting metabolic rate: A randomized, double-blind, crossover study  Nitric Oxide, Volume 61, 30 December 2016, Pages 38-44. 

 

1 Comentarios

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio y, en su caso, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y/o obtener más información . aquí .

CERRAR