Curso sobre Ortodoncia e higiene bucal para Higienistas

Índice:
  1. Introducción
  2. Tratamientos de ortodoncia
  3. Higiene bucal y ortodoncia
  4. Higiene bucal durante el tratamiento de ortodoncia
  5. Prevención de problemas periodontales durante el tratamiento de ortodoncia
  Estado del curso: Sin Iniciar.

1. Introducción

Finalidad de la ortodoncia (1)

El propósito de la ortodoncia es la prevención y corrección de las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el objetivo de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, además de mejorar la estética facial. De modo que su finalidad trasciende a la colocación individual de los dientes, ya que comporta la corrección de alteraciones de los maxilares, de la cara, y principalmente, de los trastornos funcionales de la masticación.

En lo que respecta a la ortodoncia, no existe un rígido patrón universal, sino que cada paciente tiene su propia meta, que es el reencuentro con su propio patrón de crecimiento y desarrollo, en el cual sus dientes y maxilares se ajustan a su propia normalidad. La ortodoncia conforma las relaciones de dientes y maxilares, pero la propia naturaleza de cada paciente será la que añadirá los ajustes compensatorios de acuerdo con el tipo facial propio de cada uno.

El adelanto o retraso moderado en la transición de la dentición temporal (que se inicia a partir de los 6 meses de edad y se completa aproximadamente hacia los 3 años) a la mixta (entre los 6 y los 12 años) y, posteriormente, a la permanente (que se completa entre los 12 y 14 años), no se considera un problema que deba ser tratado.

Sin embargo, sí que existen periodos fundamentales en el desarrollo de la oclusión en los cuales la ortodoncia puede ser necesaria: conforme erupcionan los dientes temporales, también se desarrollan verticalmente los huesos maxilares, y cuando los primeros molares superiores se encuentran con los primeros molares inferiores, entran en contacto y se establece el engranaje de la oclusión; y al ser sustituidos éstos por los permanentes, actúan como guía para la colocación correcta de todos los demás dientes aún por salir. Además, puesto que el tamaño de los temporales es mayor que el de los permanentes aún por brotar, esta diferencia proporciona un espacio que hay que conservar. De ahí que resulte fundamental su adecuada colocación y la ortodoncia puede ser necesaria para conseguirlo.

Si una alteración no se ha corregido durante el desarrollo, la ortodoncia tratará de hacerlo posteriormente.

 

Referencias

  1. SEDO-Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial. Lo que se debe saber sobre ortodoncia.

 

 



Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio y, en su caso, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y/o obtener más información . aquí .

ACEPTAR
Aviso de cookies