¿Qué es la amalgama dental?

La amalgama dental es una aleación de mercurio con otros metales, como oro, estaño, plata, zinc o cobre, que se utiliza como material de restauración dental desde hace más de cien años.

Las principales ventajas de la amalgama dental son:

  • Fácil manipulación.
  • Baja sensibilidad a la técnica.
  • Se trata de un material noble que perdura en el tiempo.
  • Resistencia al desgaste y a las fuerzas de la masticación.
  • Buen sellado marginal.

Por el contrario, posee ciertas desventajas:

  • Es poco estética debido a su gran traslucidez y a la posibilidad de tinciones.
  • No se adhiere a la estructura dentaria.
  • Puede producir galvanismo, un efecto de tipo eléctrico que se produce por el contacto entre metales. Entre algunos de sus signos y síntomas, figuran: dolores de cabeza, un desagradable sabor metálico en la boca, desmayos, náuseas, sensación de ardor en la lengua y boca inusualmente seca.
  • Tinciones en la encía conocidas como “tatuajes de amalgama”.

Hoy en día existe mucha controversia respecto al uso de la amalgama dental debido a la emisión de contaminantes del mercurio. Una vez colocada, la amalgama puede liberar vapor de mercurio en pequeñas cantidades. Las amalgamas se van desgastando lentamente con el tiempo, lo que puede contribuir a la exposición del paciente al mercurio, aunque se desconoce en qué medida exacta.

¿Debemos retirar las amalgamas clínicamente satisfactorias a los pacientes?

No hay justificación para retirar las restauraciones de amalgama en buen estado como medida preventiva salvo aquellos casos relacionados con reacciones alérgicas a los componentes de la amalgama dental.

Durante el proceso de eliminación de las restauraciones de amalgama se libera vapor de mercurio que puede ser absorbido en mayor medida por parte del paciente. Además, se produce una exposición innecesaria del personal de clínica a la inhalación de vapores de mercurio, aunque no hay estudios que demuestren ningún efecto sobre su salud.

¿Qué dice la Ley actualmente?

La Ley actual prohíbe el uso de la amalgama dental en niños menores de 15 años, mujeres embarazadas y lactantes.

A partir de 2019, la amalgama dental solo será usada en forma encapsulada previamente dosificada y los odontólogos que utilicen o retiren amalgama dental deberán garantizar el uso de separadores de amalgama para retener y recoger sus partículas contaminantes. En este sentido, también será necesario el tratamiento y la recogida de residuos por empresas autorizadas, quedando totalmente prohibida su liberación al medio ambiente.

formato pdf - Higienistas VITIS Descargar pdf

Bibliografía

Mutis MJ, Pinzón JC, Castro G. Las amalgamas dentales: ¿un problema de salud pública y ambiental? Revisión de la literatura. Univ Odontol. 2011 Jul-Dic; 30(65): 63-70

FDI World Dental Federation. Countries meet to accelerate implementation of the Minamata Convention on Mercury. [internet] 2018. Disponible en: https://www.fdiworlddental.org/

Reglamento (UE) 2017/852 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de mayo de 2017 sobre el mercurio y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.o 1102/2008 [internet]. Disponible en: https://www.boe.es/doue/2017/137/L00001-00021.pdf

COEC. Cambios regulatorios en el uso de la amalgama en la unión europea. [internet] 2017. Disponible en: http://www.coec.cat/es/noticies/amalgama-dental

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio y, en su caso, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y/o obtener más información aquí.
 

ACEPTAR
Aviso de cookies