Tipos de traumatismos dentales

Los traumatismos dentales suelen ser un motivo de consulta frecuente en las visitas de urgencia a la clínica dental. Según el grado de severidad, el tiempo de actuación es de gran importancia para un buen pronóstico.

La edad con mayor prevalencia es entre los 8 y 12 años, afectando mayormente al sexo masculino.

La causa más común son las caídas, seguido de las actividades deportivas como el ciclismo, siendo las fracturas coronarias no complicadas las lesiones más frecuentes.

Los traumatismos se clasifican en fracturas coronarias, radiculares, luxaciones y avulsiones.

TRAUMATISMOS DENTALES

  • Infracción del esmalte (fractura incompleta). Es la línea de fractura que no llega al límite amelo-dentinal o se detiene en él sin ocasionar pérdida de tejido dentario. Se presentan como una fisura en el esmalte, sin que haya pérdida de sustancia dentaria. Pueden pasar desapercibidas a simple vista pero se pueden mostrar con transiluminación.
  • Fractura amelodentinaria sin afectación pulpar (Fractura coronaria no complicada). Es la fractura que involucra al esmalte solamente, o al esmalte y  la dentina pero sin exposición pulpar.
  • Fractura amelodentinaria con afectación pulpar (Fractura coronaria complicada). Afecta al esmalte y la dentina con una profundidad suficiente para dar lugar a una exposición pulpar.

Fracturas radiculares:

  • Fracturas radiculares intraalveolares. Pueden ser verticales u horizontales. Por su localización, se clasifican de tercio coronal, medio o apical. Los dientes tienden a mostrar una ligera extrusión.
  • Fractura coronoradicular.  Es la fractura que a la vez involucra  la corona y la raíz, puede o no presentar  exposición pulpar, los tejidos afectados son el esmalte, la dentina y el cemento  radicular.

Lesiones de los tejidos periodontales

  • Sub- luxación. Es la lesión del los tejidos de soporte en la que el diente se presenta con movilidad, pero sin desplazamiento, es decir, dentro de su alveolo.
  • Luxación lateral. Es la lesión del periodonto en que el diente se presenta con movilidad y además existe desplazamiento del diente hacia vestibular o lingual/palatino. Suele existir fractura del alveolo.
  • Intrusión. Desplazamiento apical del diente hacia el hueso alveolar. Esta lesión se acompaña de un daño extenso en el ligamento periodontal, el cemento, la interrupción del suministro neurovascular a la pulpa y la comunicación o fractura de la cavidad alveolar.
  • Luxación extrusiva. El diente se afloja y tiene un desplazamiento parcial de su alveolo en comparación con los dientes adyacentes. El diente debe recolocarse con suavidad en el alveolo y requiere ferulización.

Avulsión

Situación clínica en la que el diente sale por completo de su alveolo tras un impacto traumático. De todos los traumatismos es la más grave. El objetivo es reimplantar el diente en su alveolo siempre que sea posible y se trate de un diente permanente.

  • Fractura alveolar (hueso). Fractura del proceso alveolar, donde puede o no involucrar al alveolo. Los dientes con fracturas alveolares se caracterizan por moverse en el proceso alveolar.

 

formato pdf - Higienistas VITIS Descargar pdf

 

Bibliografía

Batista Sánchez T, Tamayo Ávila JO, Soto Segueo M, Paz Gil LTraumatismos dentarios en niños y adolescentes. ccm vol.20 no.4 Holguín oct.-dic. 2016.

Mallqui-Herrada LL1, Hernández-Añaños JF2. Traumatismos dentales en dentición permanente. Rev Estomatol Herediana. 2012; 22(1):42-49.

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio y, en su caso, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración y/o obtener más información aquí.
 

ACEPTAR
Aviso de cookies